1 Megul

Burundanga Teatro Critical Thinking

Después del gran recibimiento obtenido en el Teatro Maravillas, el plantel de Burundanga se muda al cercano Teatro Lara. Escrita por Jordi Galcerán y dirigida por Gabriel Olivares, esta comedia de enredo espera cosechar en esta segunda temporada tantos éxitos como en el curso pasado.

La burundanga (nombre vulgar de la escopolamina o suero de la verdad) es una droga procedente de Colombia y utilizada por violadores, secuestradores y ladrones por toda Hispanoamérica. Actúa por vía cutánea o al inhalarse, y bajo su influencia las víctimas caen narcotizadas, con la voluntad inhibida, a merced del delincuente. Al despertar de su sopor, además, apenas recuerdan nada de lo sucedido. Ésta es la idea que se les ocurre a dos compañeras de piso (Mar Abascal y Rebeca Valls) para sonsacarle al novio de esta última, que acaba de descubrir que está embarazada, si verdaderamente la quiere y desea el hijo que esperan.

En fin, arrojar luz sobre los más íntimos secretos de un hombre. Lo que no podían imaginarse las dos chicas era que encontrarían respuesta a más preguntas de las necesarias y con ello pondrían sus vidas en juego.

Sin ánimo de desvelar el giro más sorprendente de una trama con un arranque ya de por sí demencial, el manejo de determinados asuntos como resorte cómico es arriesgado. Su tratamiento frívolo chirría y genera cierta incomodidad en el patio de butacas. Los asistentes cambian de posición en sus asientos al escuchar una palabra de connotaciones no tan lejanas en la memoria. Quizá no haya transcurrido el tiempo suficiente como para que la pertenencia a ciertos grupos haya pasado de delito a gag sin tener la impresión de pisar sobre suelo quebradizo. Al menos ésa es la sensación primera. Luego, a medida que avanza, el espectador entra de nuevo en la función una vez digerido el obstáculo que se había atragantado.


Mar Abascal apunta con una pistola al personaje de Antonio Hortelano, para sorpresa de los demás integrantes del enredo

A pesar de lo embarazoso del contexto elegido, se nota que los actores de Burundanga se divierten interpretándola. Sus papeles les obligan a desarrollar un amplio espectro de recursos actorales ―muecas, sollozos, aspavientos, saltos, contorsiones― que les permiten lucirse a cambio de emplearse a fondo. Y todos están a la altura. Son notables, sobre todo, las actuaciones de Eloy Arenas, estrella principal de la función, quien imprime a su personaje la elegancia, el sarcasmo y el amaneramiento característicos del sello particular del humorista; y de Mar Abascal, exagerada e histriónica, que atrae hacía sí toda la atención en cuanto aparece en escena. Mención de honor merece Rebeca Valls, cuya labor en Burundanga fue reconocida en los pasados Premios de la Unión de Actores como Mejor Actriz Revelación.


El elenco masculino de Burundanga: Eloy Arenas, Antonio Hortelano y César Camino

Y el público lo agradece. A cada momento resuenan las carcajadas en las paredes del teatro con cualquiera de las situaciones del embrollo perpetrado por las dos chicas protagonistas. También se puede hacer reír con comedias de contenido social, aunque el tema tratado pase los dedos por heridas sin cerrar del todo, como ya se ha visto en estas páginas con El manual de la buena esposa (Teatro Lara), Shirley Valentine (Teatro Maravillas) y ¡Sin paga, nadie paga! (Teatro Infanta Isabel).

Está pues demostrado que somos capaces de reírnos de nuestros propios problemas, al menos cuando los vemos representados sobre las tablas. Allí arriba nos parecen engañosamente ajenos y disfrutamos al descubrir su repentina levedad. Y sin embargo, cuando salimos del teatro y se alza el telón de la vida ordinaria, lo que hace unos minutos era leve se torna ahora grave, y una vez más, como siempre, volvemos a empeñarnos en ser infelices.

Artículos relacionados

  • Crítica: 'El cavernícola', con Nancho Novo: el éxito de la eterna guerra de sexos

    Los monólogos parecen ser los únicos espectáculos capaces de esquivar los embates de la crisis en los escenarios y los sablazos del IVA. Su mantenimiento es barato y los beneficios se reparten entre pocos: el actor, el director, el productor y los técnicos. No necesitan de una compañía actoral ni de gran escenografía. Un hombre,…

    Tags: de, y, opinión, teatro

  • Crítica: 'Noches de acero' o un lapso de arte efímero

    Las puertas del teatro se abren. En el vestíbulo del salón principal, entre sillas dispuestas a su alrededor, un hombre yace inmóvil sobre una cama. No hay escenario. No hay diferencia de nivel entre el público, que ocupa sus asientos tímidamente, y el hombre que hunde su rostro en la almohada. Apenas unos metros de…

    Tags: de, teatro

  • Crítica: 'Mi sobrino el concejal' y los beneficios del cáncer

    Ante la noticia de que un sobrino acaba de ser nombrado concejal, un matrimonio organiza una cena con el fin de convencer a éste para que coloque en un puesto del ayuntamiento al hijo de la pareja, un joven sobrado de estudios universitarios y másteres, aunque con poca perspectiva de futuro, y para que de…

    Tags: de, teatro

Filed in:Teatro & espectáculos

Tags: burundangaburundanga opiniónburundanga opinionesburundanga teatrocríticaopiniónopinión burundangaopinionesopiniones burundangareseñareseña burundangareseña de burundangateatroteatro burundanga

Javier Redondo Jordán

Javier Redondo Jordán (Pozoblanco, 1982) es escritor, director de la revista cultural Avuelapluma.com y creador de los Encuentros Eleusinos, unos cursos de pensamiento, literatura y espiritualidad en los que han participado importantes figuras intelectuales de nuestro país. Colabora en publicaciones que abarcan temáticas como la crítica literaria, los viajes y el arte, entre las que destacan elmundo.es, Vogue, Revista de Occidente y Clarín. En 2007 viajó a la India, y fruto de aquellos dos meses de errabundaje nacieron varios libros de viajes, publicados en papel y en Amazon a lo largo del tiempo: Las ciudades de la luz (Cuadernos del Gallo, 2010), Sombras en la retina (2015), Rajastán. Un cuaderno de viaje (2015) y Benarés. Un cuaderno de viaje (2015).

View all posts by Javier Redondo Jordán →

Burundanga es una comedia desternillante de Jordi Galcerán que nos habla sobre una joven pareja de enamorados.

Berta, una joven estudiante, está embarazada de Manel, su novio, pero todavía no se ha atrevido a decírselo.Y es que no sabe qué hacer. Por no saber, no sabe ni si su novio realmente la quiere.

Silvia, su compañera de piso, le ofrece la solución:burundanga, la droga de la verdad, una sustancia que hace perder la voluntad a quien la toma y provoca la sinceridad más auténtica.

Si se la administra a Manel podrá saber la verdad sobre todo aquello que desee. Y Berta lo hace, le da la droga a su novio y descubre no sólo lo que pretendía averiguar si no otra verdad mucho más inesperada que hace estallar un enredo de consecuencias imprevisibles.

¿La quiere? ¿Es él quien aparenta ser? ¿Es honrado, fiel y trabajador? ¿Y si oculta los peores secretos? ¿Y si no es lo que parece? ¿Es infiel? ¿Es un delincuente? ¿Y si fuera un terrorista?


Intérpretes:
Eloy Arenas
Antonio Hortelano
Rebeca Valls
Paco Mora
Jorge Monje
Elena de Frutos
Miriam Cabeza
Raúl Peña
Tusti de las Heras
Carlos Chamarro

Dirección: Gabriel Olivares
Autoría: Jordi Galcerán
Producción ejecutiva: El Reló Producciónes, Verteatro, Smedia
Producción: Mar Ricote y Gaspar Soria

Ahora además puedes reservar tu plaza de aparcamiento. No esperes colas y asegúrate sitio.

Leave a Comment

(0 Comments)

Your email address will not be published. Required fields are marked *